Propiedades, beneficios y usos de la menta

La menta, también conocida como menta piperita, es una planta medicinal que crece de forma bianual, es decir su ciclo vital dura dos años. Sus hojas verdes son pequeñas, con algunos tallos más rosados, su aroma es muy intenso y característico.

 

 

Nuestros ancestros ya conocían los principios activos de sus hojas, los cuales nos brindan grandes beneficios para nuestra salud. Si quieres saber toda la información sobre la menta y algunos trucos caseros para hacer tus propios remedios en casa, sigue leyendo este artículo donde te lo explicamos detalladamente.

 

Propiedades de la menta:

Relajante: Tiene un efecto calmante en situaciones de estrés o nervios.

Digestiva: Favorece el proceso digestivo.

Estimulante: Activa el cuerpo a nivel físico y mental, sube el estado de ánimo.

Expectorante: Alivia los síntomas causados por la tos o catarros, elimina las mucosidades.

Sedante y antiinflamatoria : Calma los dolores físicos, dolencias musculares o inflamaciones.

Antiespasmódica: Elimina flatulencias o gases estomacales.

Antiséptica y astringente: Cuida y tonifica la piel, ayuda a mantenerla suave y limpia.

Antifúngica y antibacteriana: Elimina los hongos y las bacterias.

Anticoagulante: Activa la circulación y evita la formación de coágulos.

Beneficios de la menta para uso interno

El uso de la menta a nivel interno nos aporta grandes beneficios, a continuación podrás ver los remedios caseros para cubrir las diferentes necesidades que te puedan surgir.

Si te interesan las hierbas y quieres profundizar un poco más, puedes descargarte de forma totalmente gratuita nuestro Manual de hierbas medicinales. En él te explicamos con detalle las diferentes formas para preparar tus plantas medicinales, y así poder disfrutar de tus propios remedios caseros de forma fácil y desde casa!

Menta relajante:

Sus propiedades relajantes alivian las tensiones musculares, dolores de cabeza provocados por estrés y los dolores menstruales.

¿Qué remedio casero y natural puedo utilizar para relajarme?

Puedes hacer una infusión de menta para aliviar los dolores de cabeza, musculares o menstruales. Si sufres estos trastornos puedes tomar esta infusión 2 o 3 veces al día.

Un remedio de uso externo es colocar un par de gotas de aceite esencial de menta en una cucharada de aceite base, como el aceite de almendras por ejemplo. Unta tus manos en esta mezcla, frótalas entre ellas y huele su aroma. También puedes colocar un poco de esta mezcla en tus cienes con movimientos circulares; hacer esto te relajará, aliviará los dolores de cabeza y la tensión.

Menta digestiva y antiespasmódica:

La menta favorece el proceso digestivo, evitando las digestiones lentas y pesadas. Además gracias a sus propiedades antiespasmódicas, evita la aparición de flatulencias y gases. Especialmente indicada para los cólicos en infantiles.

¿Qué remedio casero puedo utilizar para la digestión y los gases?

Es tan sencillo como hacer una infusión de hojas de menta después de cada comida, así conseguirás una correcta digestión. Además, cada vez que sufras dolores estomacales o flatulencias, toma una infusión de menta y aliviará inmediatamente estos síntomas.

Un remedio de uso externo es realizar suaves masajes externos en su vientre en dirección a las agujas del reloj. Para hacerlo, sólo necesitas un aceite base, puede ser aceite de almendras, al cual le añadirás una gota de aceite esencial de menta. Ten en cuenta que si aplicas muchomás de lo indicado, este aceite puede irritar tu piel.

Menta estimulante:

Gracias a sus principios activos y aceites esenciales, la menta es ideal para subir el estado de ánimo y eliminar la fiebre ya que activa el cuerpo tanto a nivel físico como mental.

¿Qué remedio puedo hacer para activar mi cuerpo o eliminar los mareos?

Puedes hacer la tradicional infusión de menta y beberla muy caliente para aliviar los síntomas de la fiebre ya que activará tu cuerpo y te hará sudar.

También puedes ponerle unas hojas de menta a tu botella de agua fría y beberla a lo largo del día, hacer esto te ayudará a subir el estado de ánimo.

Una opción de uso externo para estimular tu cuerpo es poner un par de gotas de aceite esencial de menta en una cucharada de aceite base, como puede ser el aceite de almendras. Unta esta mezcla en las palmas de tus manos, frótalas entre ellas y colócalas en tu nariz para respirar su aroma.

Beneficios de la menta para uso externo:

A nivel externo disponemos de un gran abanico de posibilidades para utilizar la menta. A continuación te explicamos detalladamente todos los remedios que puedes elaborar según sea tu caso:

Menta expectorante:

Se recomienda utilizarla durante estados gripales y congestión nasal. Su acción expectorante ayuda a limpiar las vías respiratorias y a eliminar la mucosidad acumulada. Además, en caso de tos o catarro, aporta sensación de calma y suaviza la garganta.

¿Qué remedio natural puedo utilizar para estados gripales, resfriados o tos?

Un remedio casero muy beneficioso en estos casos es el baño de vapor. Necesitarás poner un puñado de hojas de menta en un cuenco con agua hirviendo e inhalar este vapor; esta acción ayudará a eliminar la mucosidad provocada por el resfriado. También puedes añadir al cuenco un par de gotas de aceite esencial de menta, ya que mentol que contiene suavizará tus vías respiratorias y eliminará la tos.

Otro remedio muy simple es hacer un masaje en tu pecho con un aceite base, como el aceite de almendras, al cual le añadirás un par de gotas de aceite esencial de menta, esto te relajará y te ayudará a respirar mejor.

Menta sedante y antiinflamatoria:

La menta alivia los dolores provocados por cualquier tipo de lesión, calambres, dolores musculares o neuralgias, además elimina la inflamación que puede surgir por golpes o torceduras. Se recomienda en caso de sufrir artritis, inflamación en las articulaciones o hemorroides.

¿Qué remedio natural puedo hacer para los dolores o las inflamaciones?

Un remedio eficaz para dolores, calambres o neuralgias es el masaje corporal. Necesitarás un aceite base, como el aceite de almendras, al cual le añadirás un par de gotas de aceite esencial de menta; los masajes deben ser suaves y circulares. Si aplicas más gotas de lo indicado el aceite de menta puede irritar tu piel.

Para la artritis o inflamación en las articulaciones puedes hacer un cataplasma de menta, el cual consiste en remojar las hojas de menta en agua caliente y colocarlas sobre la zona afectada durante unos minutos.

Menta antiséptica y astringente:

La menta es especialmente beneficiosa para afecciones en la piel, como eczemas, granos, picaduras o irritaciones. Su efecto antiséptico ayuda a limpiar y calmar la piel, combatiendo irritaciones cutáneas.

¿Qué remedio puedo utilizar para la piel irritada, con granos o eczemas?

Para pieles con cualquier tipo de irritación o con picaduras, puedes colocar un cataplasma de hojas de menta en la zona afectada durante 10 o 15 minutos aproximadamente.

Puedes remojar un paño o compresa en una infusión de menta y limpiar tu rostro diariamente con ellas; este método ayudará a mantener tu piel suave y evitará la aparición de granos.

Si sufres de acné puedes añadirle unas hojas de menta machacada al zumo de medio limón y colocar esta especie de mascarilla en tu rostro durante 10 minutos.

Menta anti fúngica y antibacteriana:

Senderos cambio, propiedades, beneficios y usos de la mentaSe utiliza para eliminar hongos en la piel o en las uñas.

La menta es popularmente conocida por su efecto refrescante; esto se debe al mentol que contiene, el cual ayuda a eliminar las bacterias que provocan el mal aliento.

¿Qué remedio natural puedo utilizar para los hongos en las uñas o para el mal aliento?

Los hongos en la piel o en las uñas lo puedes eliminar añadiendo 3 gotas de aceite esencial de menta a un cuenco con agua tibia. Si sufres hongos en las uñas de los pies, colócalos durante 15 min dentro del cuenco.

También puedes hacer un cataplasma de hojas de menta y colocarlo en las zonas afectadas durante unos minutos.

Para combatir el mal aliento, después de tu lavado diario de dientes, colocas 2 o 3 gotas de tintura de menta en tu boca y con un poco de agua te enjuagas detenidamente; este remedio es como una especie de enjuague bucal casero.

Menta anticoagulante:

La menta favorece la circulación sanguínea, evitando la formación de coágulos, hematomas o várices en las piernas.

Además, gracias a esta propiedad oxigena la sangre y evita los mareos provocados por las alturas o durante un viaje.

¿Qué remedios puedo utilizar para favorecer la circulación y eliminar várices o mareos?

Puedes realizar masajes en las zonas afectadas, siempre utilizando un aceite base, como el aceite de almendras, al cual le añadirás unas gotas de aceite esencial de menta. Activará el riego sanguíneo y estimulará tu piel, evitando la aparición de hematomas y várices.

Puedes eliminar los mareos que sufres durante los viajes, bebiendo dos veces al día  una infusión de menta, desde dos días antes de realizar tu viaje. O también puedes masticar unas hojas de menta mientras viajas.

 

Efectos secundarios y contraindicaciones de la menta:

Debemos tener especial cuidado a la hora de utilizar el aceite esencial de menta, ya que es altamente tóxico administrado de forma pura. Por esta razón, no se debe administrar una dosis mayor a la indicada y se recomienda diluirlo siempre en un aceite base. En caso de presentar cualquier tipo de síntoma anormal o alteraciones en la piel, abandona por completo el tratamiento que hayas utilizado y consulta con un especialista.

Si estás embarazada o sufres acidez estomacal te recomendamos no consumirla.

 

Si te gustó la lectura, ¡compártenos!

Si quieres llevar una vida más natural y sencilla, únete a nuestra comunidad para estar al tanto de los nuevos artículos y de algunas sorpresas también;)

Please enter your name.
Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.

Tampoco nos gusta el spam. Cancela la suscripción cuando quieras.

-También puede gustarte-

© 2020 Senderos de Cambio. Todos los derechos reservados