Dile sí a las compresas de tela.

-Te explico sus beneficios y respondo todas tus dudas-

IMG-20200225-WA0018

Para hacer cambios en nuestras vidas debemos cuestionarnos lo que estamos haciendo. Hay ámbitos en los que la vida nos pide a gritos un cambio y la menstruación es uno de estos ámbitos. Te invito a que reflexionemos un poco sobre el impacto que puede tener el cuidado que nos damos durante la menstruación.

En la actualidad muchas son las mujeres que aún utilizan las  compresas de plástico y los tampones. Me gustaría recordar un poco las consecuencias de su uso: ambos están fabricados con fibras sintéticas y compuestas por productos químicos. Cuando éstos químicos entran en contacto con las mucosas vaginales, pasan directamente al torrente sanguíneo y, como consecuencia, nuestro cuerpo, literalmente, se contamina.

Ten presente que es una acción que repetimos unos 5 días que suele durar nuestro ciclo aprox. mes tras mes, durante muchos años  de nuestras vidas. De esta manera, podemos hacernos una idea lo nocivo que puede ser para nuestra salud. De hecho, no sólo son perjudiciales para la salud, sino que también lo son para el planeta. Las compresas desechables representan una gran cantidad de residuos ya que su vida útil es de unas pocas horas. Teniendo en cuenta todas las mujeres menstruantes que hay en el mundo, es una barbaridad los residuos que podemos llegar a generar a nivel mundial utilizando este método tan poco respetuoso.

Todos sabemos que hay un gran negocio y muchos intereses económicos detrás de nuestra menstruación. Sin embargo, nosotras somos mujeres adultas y como tales podemos decidir. Somos responsables de nuestro cuidado y de preservar nuestro entorno. Por esta razón, me encantaría que todo el mundo conozca los métodos alternativos, para que, por fin, los normalicemos en nuestra sociedad.

Hay varios métodos alternativos, existe la copa menstrual de la cual he escrito un par de artículos, donde incluso te explico mi experiencia personal utilizándola. Aquí tienes uno de los artículos Cómo usar la copa menstrual y sus beneficios. Hay algunos más, pero hoy me voy a centrar en las maravillosas compresas de tela.

Mi experiencia personal con las compresas de tela:

Me gustaría contarte un poco mi experiencia con las compresas de tela, si aún no las has probado, te aviso que cuando las pruebes no querrás ni ver en pintura las compresas de plástico desechables. Desde que vi por primeras vez las compresas reutilizables me encantaron pero tardé un tiempo en probarlas porque generalmente utilizaba la copa menstrual y estaba satisfecha. Sin embargo, después de unos años de utilizarla y después de pasar un postparto me incomodaba un poco sentir que llevaba puesta la copa menstrual, además los días de flujo abundante tenía algunas perdidas y acababa con manchas. Esa fue una de las razones por la que me decanté por las compresas de tela. Como me gusta mucho coser, me puse manos a la obra y compré telas para hacerlas yo misma. Me hice unos salvaslip y la verdad que me quedé encantada. Más adelante probé las compresas de día y aún mejor. Me gusta llevarlas porque siento que mi sangre fluye más tranquilamente que con la copa menstrual.

Sé que pueden haber muchas falsas creencias sobre las compresas de tela, por esta razón me gustaría explicarte sus beneficios y responder todas las dudas que te puedan surgir sobre ellas.

 

Beneficios de las compresas de tela:

  • Uno de los puentes fuertes de las compresas de tela es que son reutilizables. Las usas, las lavas y las vuelves a usar, es genial.

  • Son respetuosas con nuestro cuerpo. Están elaboradas con telas orgánicas y naturales, por eso cuidan de la flora vaginal. Son ideales para cualquier mujer pero en especial para mujeres con pieles muy sensibles y propensas a alergias o irritaciones.

  • Conseguir compresas de tela es una inversión en todos los sentidos. Tener unas cuantas compresas que vas a reutilizar durante años se traduce a cero gasto económico en compresas de plástico y cero residuos para el planeta.

  • Las compresas de tela son muy absorbentes y puedes ver mucho mejor el flujo que desprendes y la cantidad.

  • No dan absolutamente nada de olor porque tu sangre no huele mal, lo que huele mal es la sangre acumulada en el plástico de las compresas convencionales o en los tampones.

  • Cuídalas bien y tendrás compresas por muchos años. Así estarás cuidando tu vulva, tu salud y el planeta.

 

¿Cómo se usan y de qué materiales están hechas?

Las compresas de tela tienen dos caras exteriores, una cara con una tela estampada bonita (que va en contacto con la ropa interior) y la otra cara que suele ser de algodón, cáñamo o bambú, éste es el lado absorbente de la compresa que va en contacto con la vulva.  En el interior de la compresa hay capas de telas muy absorbentes y una tela impermeable y transpirable que evita pérdidas y manchas. Además, tienen alas y unos clips para abrocharlas a la ropa interior y así evitar que se deslicen. Gracias a éstos clips, se pueden plegar y te caben en el puño de tu mano, eso hace que sea más fácil transportarlas. A la hora de elegir una te aconsejo que elijas con los clips de metal ya que algunas marcas las venden con clips de plástico que son muy molestos y abultan mucho.

 

Hay opciones para todas las necesidades ¿Cómo elegir la opción que se adecua más a mis necesidades?

  • Salvaslip: Lo puedes utilizar seas o no seas menstruante. Ésta es una buena opción para perdidas de orina. Si eres de las que le gusta ir protegida todos los días del mes, un salvaslip de tela es más que genial para tí. En caso de tener flujo vaginal abundante durante todo el mes también es buena opción. También son ideales para los primeros y los últimos días de la menstruación donde el flujo suele ser escaso. Los salvaslips suelen ser impermeables y con pocas o nignuna capa interna por lo que son bastante finitos. Hay algunas marcas que tienen la opción de salvaslip tanga.

  • Compresa de día: son más grandes que el salvaslip y puedes elegir el nivel de absorción según las capas internas que tenga. Son impermeables y transpirables.

  • Compresas de noche: son muy absorbentes y mucho más largas que las anteriores. Hay marcas que tienen opciones extra largas o extra absorbentes para menstruaciones muy abundantes.

  • Compresas tocológicas: Ideales para el postparto.

 

Te explico cuál suele ser mi rutina:

Si las quieres probar y no sabes muy bien cómo hacerlo, tranquila! Consigue un par o tres de compresas y salvaslips y tú misma irás encontrando tu propia fórmula al igual que con otros métodos. Yo últimamente las utilizo todo el día, pero a veces uso la copa menstrual y la complemento con un salvaslip de tela o una compresa de tela por si tengo alguna pérdida. Por la noche suelo usar la compresa de tela de noche que es más larga y mucho más absorbente. Al levantarme me la retiro, la lavo y me pongo una compresa de día o me coloco la copa. Cada una de nosotras tiene sus gustos y sus hábitos diarios, por esta razón todo consiste en probar y encontrar la forma que mejor te vaya según el día y el momento. Si tienes un flujo muy abundante hay muchas marcas que tienen compresas extra largas y extra absorbentes.

Si estás de postparto te recomiendo las de tela encarecidamente. En mi postparto utilicé las desechables porque aún no conocía las de tela y entre la sangre y tantas horas sentada dando el pecho se me enganchaban a la piel, me irritaron la piel una barbaridad y me resultaron muy incómodas. En estos momentos tan sensibles necesitamos cosas cómodas, suaves y ligeras.

 

¿Son cómodas las compresas de tela?

Repito, personalmente me parecen infinitamente más cómodas que las compresas convencionales. Las reutilizables están hechas con telas orgánicas y suaves, especiales para estar en contacto con nuestra vulva, así ésta puede respirar sin estar rodeada de plástico y químicos. Además se adaptan a nuestra fisonomía mucho mejor que las compresas de plástico.

Muchas mujeres que aún no han utilizado las reutilizables piensan que son muy gruesas y nada más lejos de la realidad. A pesar de las capas internas que tienen, no son gruesas, una vez puestas ni te darás cuenta que las llevas, son muy suavecitas y agradables.

 

¿Cómo lavarlas y qué hacer con las manchas difíciles?

Este es un punto que suele preocupar mucho. Para empezar, si estás en casa, en cuanto te retires la compresa déjala dentro de un cubo de agua FRÍA. No utilices agua caliente nunca porque así estarás fijando la sangre en la tela, siempre utiliza agua fría. Lo mejor es frotar la tela con un jabón neutro, puede ser tipo Marsella. Yo utilizo un cepillito de madera con cerdas naturales para retirar bien algunas manchas rebeldes. Una vez estén limpias, con la ayuda de una toalla quítale toda el agua que puedas, así acelerarás el proceso de secado. Cuélgalas preferiblemente al sol directo (esto ayuda a retirar posibles manchas) si no dispones de sol házlo cerca de una fuente de calor, como una estufa. Este proceso de lavado te llevará apenas 5 minutos, personalmente me parece una buena inversión de tiempo para darles un poco de mimo a mis compresas que cuidan mi cuerpo y el planeta.

Otra opción de lavado es acumular varias compresas y lavarlas en la lavadora. Antes de meterlas en la lavadora te recomiendo que las pongas en remojo. Recuerda poner la lavadora con agua FRÍA. Y evita jabones fuertes y con químicos.

Para quitar las manchas difíciles puedes poner una pizca de percarbonato en el agua donde las remojas. Si después de lavarla no se retira alguna mancha, puedes ponerle directamente sobre la compresa mojada un poco de percarbonato y dejar actuar un rato. Si las lavas en lavadora puedes echarle un poco en el compartimento de la lavadora. El percarbonato es un excelente blanqueante natural y antibacteriano. Nunca jamás utilices lejía ni ningún otro blanqueante químico.

 

¿Cómo lo hago si estoy fuera de casa?

Si las utilizas fuera de casa es importante ir preparada y llevarlas contigo cuando se acerca tu día de sangrado. Consigue una bolsita impermeable pequeña para guardar las compresas utilizadas, no te preocupes por el espacio porque generalmente todas las compresas de tela se pueden plegar y quedan más pequeñas que el puño de la mano. Cuando llegues a casa realiza el proceso que te comenté antes para lavarlas.

 

¿Cuántas horas puedo utilizar la compresa de tela?

Todo depende de la cantidad de flujo que tengas y del momento del ciclo. Son muy absorbentes así que si tu flujo no es muy abundante puedes cambiarla cada 3, 4 o 5 horas. Si por el contrario, estás en los días de más flujo puede que lo tengas que hacer antes, todo depende de cada una y de sus manías. Te recomiendo no tenerla demasiadas horas por cuestiones de higiene.

Si estás en tus primeros días de ciclo o en los últimos, la mejor opción es un salvaslip de tela. Son impermeables, así que no desesperes sino estás en casa y de repente te llega la menstruación porque estarás protegida.

 

¿Cuántas compresas de tela debo tener?

Si quieres usar sólo compresas de tela (sin ningún otro método) ten en cuenta que si las lavas a mano cada día y si logras que se sequen relativamente rápido, puedes tener unas 4 o 5 compresas de DÍA, como siempre todo depende de tu flujo. Si las quieres lavar en lavadora tendrías que hacerte con unas cuantas más, posiblemente el doble. Salvaslips puedes tener unos 2 o 3 aproximadamente. Y compresas de noche puedes tener 1 y si no quieres ir tan justita, mejor 2.

Si nunca las has utilizado y quieres probar, lo mejor es que empieces con un salvaslip, una compresa de día y una de noche por ejemplo. De esta manera verás cómo te sientan y cuánto tiempo las puedes llevar puestas. Siempre que quieras puedes completar tus provisiones.

 

¿Cuál es la vida útil de las compresas de tela?

Su vida útil depende del uso y de los cuidados que les des. Si las cuidas y las lavas adecuadamente te pueden durar hasta 10 años. No tienen fecha de caducidad, todo depende de tí.

 

¿Cuánto cuestan?

Como comenté antes, considero que utilizar las compresas de tela es una inversión económica. Obviamente cuestan más dinero que con las de plástico, pero no son caras. Si recién empiezas en este mundo puedes comprar cada mes un par y así no lo notas para nada. A la larga te sale más a cuenta pasarte a la tela, es una inversión a largo plazo. Con las desechables se tira el dinero a la basura, nunca mejor dicho.

 

¿Compresas de tela o copa vaginal?

Factores como tus gustos, tu rutina, tus hábitos o tus circunstancias personales pueden influir en esta decisión. Aquí te comento cosas a tener en cuenta:

  • Durante los meses posteriores al parto es conveniente que utilices las compresas de tela. La copa menstrual no es una buena opción ya que tus músculos y todo el suelo pélvico aún se tienen que reubicar.

  • En casos de prolapso o un suelo pélvico muy debilitado es mejor la compresa que la copa.

  • Si tu menstruación es muy dolorosa o necesitas mucho reposo es conveniente la opción de la compresa ya que la copa te puede provocar molestias.

  • A muchas mujeres no les gusta la idea de tener algo dentro de la vagina y menos aún que la sangre se quede dentro durante horas. Puede que tengas un día de esos en los que no quieres  introducirte nada en la vagina, pues entonces tu mejor opción es la compresa de tela.

Si no conoces la copa y quieres descubrirla, puedes entrar en Cómo usar la copa y sus beneficiosTodo lo que necesitas saber sobre la copa menstrual

 

Espero que todo lo que has leído te haya sido útil y recuerda siempre: escúchate y haz lo que te pide tu cuerpo y tu corazón.

Si quieres conectar con tu menstruación y quieres conocerte y entenderte un poco más, te invito a que le eches un vistazo a Herramientas para conectar con tu menstruación

Si crees que me he dejado algo, nos puedes escribir a nuestro instagram para compartir tus dudas con nosotros, de esta manera, podremos añadir más información a éste artículo para que pueda ser útil para más mujeres ¡Gracias!

Con cariño, Flor.

Si quieres llevar una vida más natural y sencilla, únete a nuestra comunidad para estar al tanto de los nuevos artículos y de algunas sorpresas también;)

Please enter your name.
Please enter a valid email address.
Something went wrong. Please check your entries and try again.

Tampoco nos gusta el spam. Cancela la suscripción cuando quieras.

-Lo más leído-

© 2020 Senderos de Cambio. Todos los derechos reservados